Los 3 indicadores corporales más importantes a la hora de perder peso


Habrás escuchado decir que "el conocimiento es poder"?

Pues esto es especialmente verdad cuando se trata de tu cuerpo.

Y es que...

A la hora de perder peso, no todos tus kilos son iguales.

En tu cuerpo hay músculo, grasa subcutánea (la que "se ve"), grasa visceral (la que "no se ve"), agua, etc.

Es más, el peso por si solo te dice muy poco en cuanto al estado general de tu salud.

Por eso tener una báscula de bioimpedancia en casa es una excelente manera para conocer mejor tu cuerpo, saber en qué enfocarte para mejorar tu estado físico, y poderte hacer un seguimiento constante en el tiempo.

Tu báscula FitTrack Dara mide un montón de indicadores... hasta 17!

Mucha información y mucho poder!

Este poder ya está ayudando a miles y miles de personas como tú a lograr cambios en su cuerpo y en su vida.

Pero 17 indicadores puede ser demasiada información...

Por eso aquí te mostramos...

Los 3 indicadores más importantes para perder peso, y qué hacer para mejorarlos!

#1 - Grasa visceral

grasa visceral y grasa subcutánea

Se puede estar "gordo por dentro"?

Pues... sí.

Aún si cuando te miras en el espejo no te preocupan demasiado esos kilitos de más, porque estás dentro de lo normal, puede que estés acumulando grasa de la que "no se ve."

La grasa visceral se ubica por debajo de los músculos abdominales, y rodea los órganos internos como el hígado, estómago, intestino y corazón.

Es normal tener grasa visceral, pero niveles altos de este tipo de grasa pueden interferir con el funcionamiento correcto de tus órganos y aumentar el riesgo de sufrir de hipertensión, diabetes, colesterol alto, hígado graso, etc.

Cómo perderla?

Reduce el estrés y duerme más. Esto reducirá tus niveles de cortisol, lo cual a su vez lleva a una menor acumulación de grasa en esta zona.

Abdominales. Ya... a nadie le gustan. Pero para reducir la grasa visceral, como se encuentra debajo de tus músculos abdominales, lo ideal es que hagas ejercicios trabajen el abdomen, o al menos algo de cardio varias veces por semana (caminar, correr, nadar, ciclismo).

Consume alimentos ricos en fibra, a la vez que quitas algunos alimentos ricos en grasas y azúcares.

No tienes que cambiar la dieta por completo de la noche a la mañana, pero algunos días ir cambiando por ejemplo:

  • El arroz, panes y pastas "normales" por los integrales.
  • La leche entera de vaca por leche de almendra
  • El croissant de desayuno por un bol de avena y algo de fruta
  • Las patatas chips por frutos secos (almendras, nueces, avellanas)
  • Las cenas chatarra (pizzas, hamburguesas, perros calientes) por una crema de calabaza, o de espinaca.

#2 - Grasa subcutánea

Esta es la grasa que está debajo de la piel, la que se ve y que puedes pellizcar.

Las mujeres la acumulan principalmente en las piernas y caderas, y los hombres en el abdomen.

Pero, a diferencia de la grasa visceral, la grasa subcutánea es inofensiva.

O dicho de otra manera, perder grasa visceral es mejor para la salud, y perder grasa subcutánea es mejor para la apariencia.

Cómo perderla?

Para perder grasa la matemática es simple: quema más calorías de las que consumes.

Veamos como traducir esto a cosas prácticas.

TNCE o Termogénesis No Causada por el Ejercicio. Esto abarca todo lo que queme calorías, que no implique dieta o ejercicio. Básicamente cosas de la vida diaria.

Aumentar tu TNCE puede ser una manera muy fácil para quemar hasta 600 kcal adicionales cada día. Puedes hacer cosas como:

  • Utilizar las escaleras en vez del ascensor
  • Retomar ese proyecto de jardinería que tienes pendiente
  • Aparcar el coche lo más lejos posible, para caminar un poco más
  • Mantenimiento y limpieza del hogar
  • Jugar con niños. Juegos tan sencillos como "el pilla pilla" te pueden hacer quemar unas calorías extra. 
  • Salir a bailar más seguido y BAILAR, no quedarse en la barra con el cubata :)

Ejercicio aeróbico y cardio. Apúntate a alguna rutina de ejercicios que aumente la frecuencia cardíaca, como correr, nadar, saltar la cuerda, cross-fit, body pump, zumba. Cuanto más intensa sea la rutina y por más tiempo se realice, más calorías se quemarás.

Aprende a diferenciar el hambre de un antojo. El hambre es una señal fisiológica de que el cuerpo necesita energía. Al estar hambriento te notarás algo débil, incluso de puede llegar a doler la cabeza.

En cambio un antojo se satisface con comer "cualquier cosa", y es más bien un síntoma de ansiedad, incluso aburrimiento.

Y aún más importante en ocasiones el cuerpo suele confundir el hambre con la sed! Prueba tener una jarra grande de agua a mano, y cuando tengas un antojo bébete un vaso de agua. Si te da otro antojo bébete otro vaso de agua.

No solo esto te puede ayudar a controlar los antojos, sino que es una introducción perfecta para hablar del siguiente indicador.

#3 - Nivel del hidratación

Dependemos del agua para sobrevivir.

Cada célula, cada tejido y cada órgano necesita agua para funcionar.

Nuestro cuerpo utiliza el agua para regular su temperatura, facilitar la digestión, transportar nutrientes, y limpiarnos de impurezas.

Tanto si hacemos ejercicios, como si no, el cuerpo consume agua constantemente. Algunas señales que nos dará cuando le falte agua serán:

  • Boca seca
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Falta de concentración
  • Piel reseca
  • Mal sueño
  • La orina es más oscura de lo habitual

No esperes a tener alguno de estos síntomas para acordarte de tomar agua.

A diferencia de la grasa corporal, el nivel de hidratación es uno que queremos subir (si está bajo) y mantener a un buen nivel.

Para subirlo, no hay demasiado secreto. Básicamente hidrátate. Veamos cómo:

  • Toma agua con cada comida. La verdad es que el refresco y los zumos de tetra brik también tienen agua, así que esa agua ya "cuenta." El problema es que tienen tanta azúcar que más bien son malos para tu salud. Decimos agua como también zumos naturales, o infusiones.

  • Toma agua antes de después de hacer ejercicio.

  • Toma agua antes de dormir (ayuda a limpiarte), y al levantarte (ayuda a activar el metabolismo).

  • Si no te gusta el "no sabor" del agua, ponle un trozo de fruta, o menta, o gengibre para darle gusto.

 

Ojo con las dietas milagro. Lo primero que pierde el cuerpo cuando pierde peso es el líquido.

Cuando hay dietas que funcionan rápido, casi siempre lo que ocurre es que nos están deshinchando y dependiendo de cuan "milagrosas" sean, incluso pueden reducir la masa muscular y ósea también... siendo "peor el remedio que la enfermedad."

A la hora de perder peso, no hay milagro.

Tienes que cambiar tu enfoque acerca de lo que comes, y ser físicamente activo (en mayor o menor grado)

 

Por suerte, con la báscula de bioimpedancia FitTrack Dara en tu hogar, ya no tienes que preguntarte si estará funcionando la dieta, o si el programa de ejercicios estará dando resultados.

Podrás ver el progreso en la app antes de que se note en el espejo!

Lo que te ayudará a mantenerte motivado a seguir avanzando poco a poco.

Así que, si aún no tienes una FitTrack Dara en casa, da el paso hacia conocerte mejor y cómprala ahora, y deja que sea tu compañera de viaje pare perder peso.